Ya no quiero ir al gran hermano.

Había pensado en apuntarme para ir a Gran Hermano, solo hay que ver que parece el unico sitio del mundo donde te encuentras mujeres que estan realmente buenas (menos la Milá todas, aunque esta esta ya abonaba no se la puede echar) y encima parecen estar cachondas porque no hacen nada mas que meterse mano y follar debajo del edredon.

Pero este año ha sido diferente, los cabrones del programa han metido a una tia que no es tia en el programa, a ver si me explico, mujer no se si es pero no tiene lo que todas las mujeres tienen, a ver tetas tiene, si, pero lo que no tiene es, hablando en terminos coloquiales, coño.

Y no me parece mal que haya gente así, yo los defenderé mientras no se acerquen, pero joder, cabrones, avisad, imaginaos que un niño mimado de mama puritana se lia con esta "tia" y todos menos el pringao (hasta la madre del pringao) saben que no es una tia, que es una mujer en el cuerpo de un tio, la que se puede armar, la madre escandalizada delante de sus amigas, se convierte en la comidilla del barrio (y no la del edredoning), y al final, si se enamora, hasta puede acabar desheredado...

Joder, ya no quiero ir al Gran Hermano, ya se que entre la picha y la pocha solo hay el agujero de la O, pero no me gusta que me den gato por liebre.

Y mientras seguire riendome de los gilipollas... y por cierto, a cuantas les gustaria estar igual de buenas que el transexual, joderos envidiosas, que no se puede tener too en la vida.

No hay comentarios: