La bronca del cabron de jefe.

Lo que me ha pasado hoy ha sido la mar de curioso: como cualquier día normal en la oficina cuando me han entrado ganas de mear me he dirigido al baño para "cambiarle el agua al canario", he entrado en uno de los baños y me he dispuesto a soltar el chorrito.

Como soy de naturaleza un poco gualtrapas, para que negarlo, llevaba una impecable camisa blanca por fuera del pantalon, por lo que, a la hora de mear, con una mano me sujetaba la pirula y con la otra me sujetaba la camisa para no ensuciarmela.

Pero, para variar, sucedió lo inesperado, el puto telefono móvil va y le da por sonar su estridente musiquilla, y, al intentar coger el movil, para contestar o para apagar el sonido, en esos momentos me daba igual, se e escapa la mano de la camisa y zas!!! un bonito manchon de meada en la parte inferior, y un chorrete fuera de su sitio.

Intenté secarlo con papel higienico, pero la cantidad lo hacía imposible, y, como se notaba bastante opté por secarla en el radiador del cuarto de baño antes de meterme la camisa dentro del pantalon.

El tiempo de secado que a mi me pareció bastante poco resulta que fue ni mas ni menos que veinte minutos, veinte minutos que el capullo de mi jefe, sin saber donde yo me encontraba, se tiró delante de mi mesa, a escasos metros de la puerta de los servicios, esperando a ver por donde aparecía.

Cuando me vió salir de los baños en voz alta solo se le ocurrio decirme:

-"¿Que cojones haces casi media hora en el cuarto de baño?".
-"Es que me he meado la camisa y antes de metermela dentro del pantalon la he sacado en el radiador."
-"¿Me estas vacilando?, ¡Dos dias a casa sin sueldo!."

...y aqui estoy escribiendoles en el blog.

No hay comentarios: