Probablemente Dios no exista, así que deja de hacer el imbecil.

Muchos pueden darse por aludidos por el título de este post:

Por una parte los cristianitos de postal:
  • Esos que todos los domingos van a misa de la mano de su mujer, esos mismos que entre semana en vez de coger a su mujer de la mano les dan una "mano de ostias" o simplemente las dejan de lado para irse de putas baratas...
  • Esos que encima se visten con el trajecito de postín, y no paran de pavonearse por al trayecto hacía la iglesia, los mismos que luego, el resto de la semana, visten como unos gualtrapas y ni se bañan.
  • Esos que durante la misa se hacen notar dando generosas limosnas, comulgando y rezando y cantando en voz alta y con la cabeza erguida, y, despúes, no se si por eso de aprovechar la ropa de los domingos, se van a tomar el "vermú" al típico bar de al lado de la Iglesia... esos, que son , esos mismos que luego son los más hijoputas con el resto de los que les rodean,
Por otra parte los que se declaran ateos convencidos y profetas de la verdad:

  • Esos que critican los actos pasados de la Iglesia y encima no les importaría actuar de la misma manera contra ella.
  • Esos que critican la opulencia y la fuente de riquezas en que se ha convertido la Iglesia mientras mas de medio mundo se muere de hambre... y al mismo tiempo se gastan un dinero, que podía ayudar a los necesitados, en una absurda campaña en unos autobuses.

No se engañen, a la gente de bien, sean o no cristianos, la campaña de los cojones les suda los idem.

No hay comentarios: