¡Pero si no le ha dado!

Hoy se ha hecho pública la sentencia al Periodista Iraqui que, en una rueda de prensa, tuvo el despectivo gesto de tirarle una zapatilla al antiguo presidente norteamericano e invasor y destructor de su pais, George Bush.
Lo curioso de la sentencia es su dureza, tres años de carcel, más teniendo en cuenta que ni siquiera le llego a dar por la agilidad de reflejos del expresidente.
Aunque tampoco puedo dejar de recordar las palabras de Bush, que dijo que antes en ese pais por eso te hubieran fusilado, tiene razón, pero vaya mierda de democracia que ha dejado porque en un pais civilizado eso como mucho hubiera sido una falta en la que no hubiera habido ni pena de carcel efectiva.
Claro que, en nuestro mundo civilizado, ese que querimos imponer en Iraq, otros hijoputas dejan miles de muertos a sus espaldas y se salen de rositas.
¡Toma justicia!

No hay comentarios: