Una de Putas.

El otro día paseandome por Montera, y, viendo a esas chicas que se ganaban la vida con la profesión más altigua del mundo empecé a pensar en que, sinceramente, en esta puta vida (nunca mejor dicho) todos en algun momento nos prostituimos de alguna manera, por ejemplo: hacemos un trabajo que no nos gusta por dinero, creamos un post que no sabemos de que coño va por dinero, acudimos a un lugar que no nos hace ni puta gracia a cambio de algo...conclusión, que putos/as somos todo, aunque solo las llamemos a aquellas que, para ello utilicen el organo sexual.

Y digo yo, y mira que se ha hablado veces del tema, ¿porque no ponemos a estas personas dentro de la ley?, digo yo, son un grupo que realizan un trabajo y, como tal deberían tener su regulación, y vean algunos de estos ejemplos:
  • Podrian estar dadas de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, con un epigrafe y haciendose autonomas, o asalariadas por cuenta de un tercero que, como empresario, debe de tener su negocio en regla y respetar las legislaciones laborales.
  • Deberían tener su jornada laboral (un numero maximo de clientes u horas al día).
  • Las revisiones medicas deberían ser obligatorias y periodicas, con su correspondiente certificado medico expedido por alguna autoridad sanitaria, sin el cual no podrian ejercer.
  • Protección laboral, asociaciones profesionales y sindicatos.
  • Desgravaciones por gastos de aprendizaje, cirugia estetica y/o correctora.
  • Derecho a una pension, o al reciclaje profesional, digna tras el periodo de "trabajo util".

Con ello conseguiríamos que este servicio, tan demandado desde el principio de los tiempos, gozara de una cierta garantía para trabajadores y clientes, especialemente en el aspecto sanitario y en que parte de las mafias tendrían que reconvertir la actividad delictiva en un negocio completamente legal (aunque menos productivo).

Y, de paso... ¡que cojones!, aumentamos un poquito las arcas del Estado y el fondo de Reserva de la Seguridad Social, al tiempo, que aumentamos la afiliación y el numero de trabajadores en activo... y todo ello en tiempo de crisis.

Otro día les contaré como un conocido tuvo una oferta de hacerse puto (o Gigolo, llamenlo como quieran, que es lo mismo).

No hay comentarios: