El Ebola me empieza a recordar a la Gripe A.

No es por pecar de insensible ni querer obviar una posible pandemia/epidemia, pero a mi me da que la publicidad que se le esta dando a los casos de Ebola se esta cayendo en la exageracion.

No lo digo porque se haya rescatado a un cura, dedicandole unos recursos económicos dificilmente cuantificables (los demas, ateos y paganos jodeos y sufrid las iras de Dios, salvo que seais de EEUU), que por cierto no sirvió para nada, sino por el revuelo mediático propio de un intento de generación de alarma social.

Y es que, despues de la alarma social llegan los antídotos y las vacunas, que son provistas por las empresas farmaceúticas a golpe de talonario, talonario que pagan el Ministerio y los departamentos de Sanidad de las CCAA, y que se sumnistran cuando la pandemia esa que iba a extinguir a la raza humana, sospechosamente desaparece, como por arte divino quedando los almacenes de los hospitales y ambulatorios repletos de un medicamento que, sospechosamente, a los pocos meses caduca y no sirve ni para regar las macetas.

¿Les suena de algo?, a mi a la Gripe A, y lo dice un servidor que la sufrió y que pagó las vacunas para otros (vía impuestos) y que despues ni se usaron...

Vaya negocio para las farmaceuticas, ¿no creen?.

No hay comentarios: