A Esperanza Aguirre no le gustan los pitos.

La verdad es que muy mal tienen que estar en el Partido Popular para elegir a esa pobre sexagenaria para presidir la capital del Estado, parece ser que no les quedan muchos candidatos disponibles entre operaciones Gurtel y Púnicas y han tenido que elegir a esa pobre ancianita que no es capaz ni de aparcar el coche, ni de elegir a sus manos derechas (vease los casos de Granados o de I. Gonzalez).

Y es que la edad no perdona, ni para Esperanza, solo hay que ver que hasta esta inocente ancianita se atreve hasta a opinar de futbol, diciendo que la final no debería celebrarse... (si es que estos Vascos y Catalanes, como son, mira que llegar a la final habiendo un Real Madrid del amigo Florentino) o que si se pita al Rey que se celebre a puerta cerrada (la ancianita se ha olvidado del artículo 19 de la Constitución Española, cosas de la edad, perdemos la memoria  corto plazo y tendemos a recordar cosas "mas antiguas").

Lo que verdaderamente me preocupa ya no es que no le gusten los pitos, y perdón por la ambigüedad de la expresión, sino que, ya puestos a opinar de futbol, podía haber condenado los cánticos machistas de algunos (pocos) seguidores del Betis, que eso si que es grave, ya que el que calla, al final otorga... pero claro, es una pobre sexagenaria y no se le puede pedir mucho más...

No hay comentarios: